Astrología

La carta astral está compuesta de un informe astrológico según Nostradamus y un informe espiritual según Cayce. También, contiene un pronóstico a un año, lo que equivale a contar con un horóscopo personalizado para prever diversas situaciones relevantes para la vida del consultante y la de sus seres más cercanos. El informe se redacta en un lenguaje sencillo, dado que su objetivo es servir de utilidad aquí y ahora.

Igualmente se analizan referencias personalizadas desde varios puntos de vista: psicológico, filosófico, esotérico, espiritualista, económico, etc. Todos estos aspectos tienen un fin común: la elevación de la condición humana, la cual comienza por tener una mayor consciencia de muchos aspectos de nosotros mismos que, o no conocemos, o bien, no sabemos explicar. El informe astrológico según Nostradamus presenta una descripción de la postura básica hacia la vida, la forma en que otros lo ven, cómo se presenta ante los demás y la cara que muestra al mundo. A través de esta información se pueden identificar diferencias significativas entre lo que se es y lo que ven los demás, evidenciándose que el “yo íntimo” puede no brillar claramente y sorprender a quienes le empiezan a conocer solo a un nivel superficial. Por lo tanto, Nostradamus permite describir el disfraz que usa, sus roles en la vida y quién es la persona real dentro del disfraz.

Con respecto al informe espiritual según Cayce se puede decir que puede serle útil por tres razones diferentes:

En primer lugar, como medio de autoconocimiento personal: la astrología esotérica o astrosofía (astro; sofía = sabiduría) va más allá de la horoscopía en la cual se describen aspectos psicológicos de la persona. La astrosofía llega al estudio de la esencia individual, aunque lógicamente con este informe no se pretende agotar ni muchísimo menos todas las posibilidades del estudio astrosófico de su horóscopo natal. Más bien, al contrario, se pretende que sea el medio adecuado para que usted obtenga sus propias conclusiones en el diálogo consigo mismo(a), ya que es usted quien tiene la sagrada responsabilidad de conocerse, mejorarse y actuar a pesar de las dificultades.

En segundo lugar, como medio de autotransformación personal: encontrará recomendaciones claras para la superación de los puntos de roce o conflicto de energías entre los planetas de su horóscopo natal. Las claves que se proporcionan son sencillas y algunas al principio pueden ser rechazadas de manera subconsciente por usted ya que tocan aspectos del carácter que se resiste a cambiar.

En tercer lugar, como descubrimiento de su zodiaco mental. Se ha dicho muchas veces que cada ser humano es un microcosmos. Eso es cierto, pero a la vez es necesario profundizar más en la idea. Cuando la enseñanza tradicional dice que el ser humano es un pequeño universo, ello significa que el ser humano es un verdadero, complejo, rico y casi infinito universo de posibilidades en sí mismo. Cuando en astrosofía se habla del zodiaco mental individual nos estamos refiriendo a los patrones mentales, arquetipos, esquemas psicológicos, condicionantes subconscientes, registros kármicos y factores fisiológico-hereditarios que condicionan la existencia humana. Además, no se puede perder de vista que todo esto sirve a un fin evolutivo de la consciencia o espíritu individual.

Por todo ello, el conocimiento de nuestro zodiaco o universo mental es básico para entendernos y para impulsar conscientemente nuestro desarrollo personal y el de las personas con las que tenemos algún tipo de responsabilidad.

Se analiza en tres enfoques:

  • Karmática
  • Astromedicina
  • Gemoastrología

Si estás interesado sobre el funcionamiento de la terapia on-line, escribe un mensaje desde la sección de Contáctenos